Translate

sábado, 4 de marzo de 2017

No creas todo lo que escuches. No creas todo lo que leas. ¿Por qué sigo escribiendo? (Esto nunca va a ser poesía)

No creas todo lo que escuches. No creas todo lo que lees.

Lo que leas quizás sea mentira, lo que escuches siempre tiene el signo ideológico de Voloshinov.

¿Por qué sigo y sigo escribiendo?  Nunca lo sabré. Hace poco compartí una velada con Poesía y ella me preguntó si me gustaba escribir.

"Si, escribo cualquier cosa..."

Puedo inventar una historia sobre la mujer que cruza la calle o el perro que está durmiendo en la vereda.
Escribo en mi mente, lo decodifico en mi cerebro.
Tengo muchísimas historias, frases, conceptos, relaciones de ideas en cajones que adornan mi cerebro.  (En uno de los cajones esta la voz de Ella.)  Algunas salen sin permiso, otras están desde hace años archivadas, pero hace muchos años, demasiados ¡tantos! que debo aggionarlas.

Algunas las regalo, otras las expreso, pocas descarto.

Mi cerebro hace lo que quiere con esas historias ¡lo que quiere!
¿Aprobaste latín? Me preguntaron hace poco.
"Obvio" respondí.
Está todo archivado en mi cerebro.
¿Sirve para algo ese archivo?
Ni idea y ni me interesa saberlo.
Realmente no me interesa. Escribo en el blog porque me resulta más práctico que escribir en un cuaderno con una birome que siempre se me queda sin tinta y desesperado busco otra que vuelve a quedarse sin tinta...
En mi casa tengo muchísimas biromes, demasiadas, todas sin tinta...
Reconozco que soy vago para escribir, debe ser que si me tiras 8 palabras que vos elijas puedo escribir una poesía en diez minutos.
Repito la pregunta: ¿Me sirve para algo?
" No, para tres carajos"
Quizás para aprobar a Soria.
Una sola cosa sé para darle utilidad:
"Parar el tiempo, abrir algún cajón en mi cerebro y volver a abrazarla..."
(Como cuando llovía en esa tarde que moría...)

Y VOS que lees esto ¿Vas a llegar hasta el final?
¿Para qué?

Shhhh...

Estoy aburrido...son las 3:36 AM...
Y su recuerdo se desvanece entre los acordes de esta maldita música que estoy escuchando.

Me di cuenta de algo conociendo a gente que escribe, todos buscan cierto reconocimiento.
Y ciertamente a mi me importa tres carajos el reconociento, leer a Poncela, o escribir ")bien".
Pero misteriosamente alguien termina llegando al final.
Y en algún comentario te maltratan. El ego malgastado de los mortales que escriben y necesitan sentirse importantes y jugar a ser un escritor traumado que crea una historia desde su experiencia tortuosa.
¡MENTIRA!
Yo puedo escribir lo que sea sin haberlo vivido... quizás todo esto que escribí es mentira o el 70 %. Tal vez en mi casa las biromes tienen tinta para seguir escribiendo mi historia.

Y sí leí a Poncela.
Y Ella nunca existió.

(Sigue tu foto de fondo de pantalla en mi celu mirándome...esperando que me llames...aunque quizás no lo hagas porque esto que estoy escribiendo es mentira y lo hago para que alguién lo crea solo porque estoy aburrido.)

(Como ese abrazo en esa tarde que moría.)

© Miguel Angel Morata

6 comentarios:

  1. Cada uno escribimos por nuestros motivos, para desahogarnos, para volar, para latir emociones...

    Gracias por tu comentario en mi blog .

    Besos .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. María..escribís como los dioses...
      Te sigo, te leo...
      Gracias...

      Eliminar
  2. Miguel, eres sorprendente. Y sí, más de alguien leerá hasta el final para conocer un poco de tu verdad y de tus posibles mentiras.
    Me ha encantado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola..como quiera que te llames...
      Me alegra que te haya gustado..
      A la hora de escribir..mentiras...verdades..da lo mismo...
      Saludos...como quieras que te llames...

      Eliminar
  3. Abrir la mente, soltar el latido del corazón... que lata la pluma o vibre la pantalla... escribir es exorcizar demonios internos.

    Mil besitos, Miguel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estamos de acuerdo auroratris...
      Y seguiremos sacando lo que podamos...
      Beso inmenso..

      Eliminar